LA SECRETARIA® de César Meléndez

 

El tema de Prevención contra Accidentes Laborales y Comunes, y la consigna máxima de seguridad : " TODA LESIÓN, PUEDE SER EVITADA " es puente idóneo para tratar con humor y mucha diversión, la prevención contra accidentes causados por las mentiras.



 

Una mentira mal puesta puede causar un accidente. Nos puede dejar sin trabajo y hasta sin familia por mucho tiempo.

 

Cuidese los ojos. Póngase protección. Hay mentiras que ciegan...

 

Protéjase los oídos. Las mentiras pueden entrar por las orejas. 

 

Protéjase la naríz y sus pulmones. Use mascarilla. Hay personas que estornudan mentiras por todas partes. Cuidado. Evite infectarse con el virus.

 

Protéjase las manos. Las mentiras ensucian. Use guantes especiales para cada ocación. No toque lo que no debe tocar. Las mentiras manchan.

 

Cuide sus pies. Use zapatos de seguridad. Las mentiras hacen resbalar a cualquiera. 

 

Respete las zonas de seguridad. Camine por los lugares correctos. Cuidado y "mete la pata" en una mentira.

 

Cuando soplen las mentiras use casco, coderas y rodilleras. Las mentiras de otros también pueden "tumbarnos". 

 

Cuando entre a un lugar donde las mentiras calientan el ambiente, protéjase la piel. Use ropa adecuada. Las mentiras queman y pueden dejar lesiones para toda la vida.



 

En una oficina de la Productora de Eventos del Lic. Iyelle Co® (interpretado por Pablo Aguabella), su eficiente secretaria, la Srta. Espinoza® (interpretada por Cristina Bruno), se ha ido al ensayo general del Gran Evento que están organizando para mañana.

 

Por el momento, el único que puede  sustituirla en la oficina es Jose Amtoñio Suolórsano® un campesino conocido como CHITO (interpretado por César Meléndez), muy audaz y bilingüe, que casualmente, estaba por ahí.

 

Así comienza una Absurda Comedia de Enredos que lleva a los 3 personajes, entre carcajadas del público, a un final inesperado.

 

Muestra valores y contra-valores, prejuicios, estereotipos, abusos y virtudes durante las tareas del trabajo cotidiano. Promueve la norma básica de decir la verdad y el no mentir. Denuncia carencias en las relaciones humanas y al mismo tiempo estimula el respeto de género, de origen y de cultura en un marco de música, humor sano y mucho entretenimiento.